Kevingston ya tiene aroma corporativo

Hasta hace algunos meses, Kevingston era una marca reconocida que estaba ajena al mundo del marketing aromático. Sin embargo, el auge de los odotipos, un recurso cada vez más utilizado por la necesidad de las empresas de realzar sus productos a través de medios más innovadores y eficaces, despertó en los integrantes de Kevingston el deseo de convertir un aroma en un símbolo corporativo.

Durante un tiempo, este ambicioso proyecto fue un secreto compartido sólo por la prestigiosa firma y Ambientalis®, la compañía líder en materia de logos olfativos y desarrollos aromáticos que ayudó a Kevingston a hacer su sueño realidad. Ahora con los productos ya elaborados ha llegado el tiempo de confirmar, de forma oficial, que Kevingston ya tiene su propia identidad aromática.

De aquí en adelante, los consumidores no sólo podrán lucir la indumentaria que propone KVN, sino también hacer que sus automóviles, sus hogares y hasta cada una de sus prendas huelan igual que un local de la firma. Con un aerosol para atomizadores automáticos o un simple (pero intenso) aromatizante líquido, uno ya tiene la posibilidad de percibir el exquisito olor a Kevingston por donde desee.

A la hora de elegir, los clientes podrán dejarse seducir por el aroma bautizado como Manchester (una fragancia fuerte y exótica que, por sus características, ha sido elegida para aromatizar cada una de las tiendas), optar por un producto algo más fresco y floral que promueva el bienestar y la relajación (Cheshire) o apostar por Browlon, una fragancia dulce y poderosa capaz de dejar en los ambientes y en la ropa un aroma a frutos rojos.

El sueño se ha cumplido. Con el respaldo de Ambientalis® -Licenciatario exclusivo- ,  Kevingston no sólo ha logrado reforzar su identidad corporativa, sino que también ha encontrado una nueva vía de seducción: la de los aromas.

 
ir a > www.ambientalis.com.ar | contacto | Teléfono 4115.9100